jueves, 16 de octubre de 2008

Entre cerezos


Dormí bajo la sombra de un cerezo
y senti ser de tus labios un ángel preso.
En mis sueños voy saltando de constelación
en constelación y le robo el brillo a tus ojos
para dejarlo en Orion.


Como en los sueños se puede fantasear,
me imagino que navego entre tus caricias
y abrazos por un río de cristal.


Si suspiro fuerte, hasta agotar
el espacio de mis pulmones,
es porque sueño entre cerezos
y me imagino haber visto juntos
nuestros rojos y amantes corazones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario